Torteyando

Publicado por Karla Torteya en REFLEXIONES el 25 de julio, 2016.

La belleza de SER un adulto consciente

La belleza de SER un adulto consciente

¿Por qué siempre que observo personas mayores de 30 años las veo cansadas, con sobre peso, con torpeza en su caminar y con ojos sin brillo o con falta de pasión en su mirar? Es como si hubiese un hechizo donde a partir de cierta edad ya no se permitiera seguir con la magia de estar vivo.

La sociedad está tan enfocada en el factor juventud y con eso nos hemos perdido también todos los adultos, los mayores, los que nos dejamos envolver en este distraer hacia lo inmaduro y se deja de lado la sabiduría, la experiencia, las canas como un valor del SER. Como guerreros de esta experiencia del vivir.

Y es que un adulto sin adulterarse con todas las creencias negativas de ser mayor es una hermosa obra de arte, ser adulto contento, en su libertad plena, coherencia y realización es la mayor belleza que puede uno encontrar, es una belleza real que viene del interior de todas sus heridas del corazón que se han convertido en rayos luminosos porque se ha unido a toda una serie de experiencias donde se ha caído, tropezado, levantado, enfermado, sanado. Esa belleza etérea que solo un ser consciente de ser adulto se permite ser.

Este mes -y el que sigue- cumplo mis 42 años. Nací un 29 de julio pero se me registró el 6 de agosto, así que celebro doblemente mi aniversario y de estar lista y entusiasmada de ser un año más llena de experiencias y de pertenecer a este bello planeta Tierra. La experiencia de ser humana y de vivir la sabiduría de ser Karla Torteya; honrándome, amándome y amando otro año más.

Saludos danzarines,

Karla Torteya