Torteyando

Publicado por Karla Torteya en REFLEXIONES el 7 de enero, 2016.

El Efecto Pigmalión

El Efecto Pigmalión

Sabías que en nuestra mente existe el Efecto Pigmalión y trata de la leyenda de este personaje que era un rey y había buscado por mucho tiempo una mujer que lo colmara de amor, pero a pesar de haber conocido varias mujeres, no encontró ninguna que lo hubiese impresionado, así que se dedicó a esculpir diversas obras para distraerse de este amor frustrado. Había una de sus creaciones, Galatea, la figura de una mujer a la que había puesto toda su atención en cuerpo, mente y alma al momento de realizarla, tanto fue que al terminar, se impresionó tanto de su trabajo que empezó desde sus pensamientos y conductas a tratarla como si fuera una mujer real, se enamoró perdidamente de ella, la trataba y hablaba de una forma tan amorosa y delicada, que Afrodita, la diosa del amor, lo vió desde el Olimpo y se apiadó de él, -mereces ser feliz-, le dijo a Pigmalión, haciendo que la escultura tomara forma humana y logrando que su sueño fuera realidad.

Cuando llega un nuevo año, casi siempre surge la tentación de pensar cómo será y nos llenamos de expectativas del futuro, muchos solo las proyectan en estas fechas y después conforme pasa el tiempo se olvidan, otros inician con esas promesas de año, pero cuando encuentran algunas piedras en su camino prefieren desistir dejando su sueño enfriarse. Otros, como Pigmalión, logran trasformar ese deseo en un obra de arte, que aunque no logren su objetivo principal, se canaliza esa energía, sin perder la pasión y logran así algo aún mejor de lo que desearon en un inicio.

Pregúntate cómo quieres que sea el 2016 y más allá de ideas y palabras empieza a actuar en la dirección que anhelas y recuerda poner en acción el efecto Pigmalión, la palabra clave de esto es, crear cada paso con toda nuestra pasión para mantenerlo vivo durante todo el año y si por algo se torna en otro camino tu deseo, te sugiero aceptarlo, redireccionarlo y amarlo, igual o más que tu proyecto inicial, verás que te sorprenderás de los resultados.

Te invito a lograr esto por medio de sentirte, amarte y apasionarte de ti mismo para materializar tus deseos.

Saludos danzarines,

Karla Torteya